Las claves para poner precio a tu trabajo

Son tiempos de auto-emplearse, del autónomo y del emprendedor. Aumenta el número de personas que deciden embarcarse en la aventura de crear sus propias marcas y firmas o montar pequeños negocios. Poner precio a un trabajo que muchas veces adquiere la categoría de manual o artesanal para muchos será una tarea ardua y retrasará el proceso de apertura del negocio. Aquí intentaremos solventar este motivo tan intimidatorio a la hora de vender, e intentaremos resolver este interrogante que requiere de un análisis previo antes de emprender un negocio al tiempo que darles las claves para poner precio a su trabajo. 

Muchas escuelas de negocios y estudios de marketing establecen una formula sencilla para poner precio al trabajo que contabiliza la ganancia de forma adecuada.

Materiales +Mano de obra+ Gastos+ Ganancia= Precio de venta al por mayor x 2 = Precio de venta

Materiales: contabilizar todos los materiales que utilices en el proceso de creación.

Mano de obra: Pon precio a tu trabajo por hora. Valórate. Investiga a la competencia y otros sectores para fijar ese precio. Podemos establecer el coste de nuestra mano de obra de diferentes maneras: estableciendo un precio fijo por hora, o bien, estudiando cada trabajo de forma individual.

Gastos: todo lo relativo al proceso de creación, facturas, comidas, trasportes, envíos.

Ganancia: Esta fórmula establece que debemos anotar todos los gastos, por ejemplo, incluye los honorarios, suministros de oficina, renta etc. A continuación, piensa el número de artículos que deseas vender al mes. Divide este número por los gastos totales. Con todo esto sacamos nuestro precio al por mayor. Ahora tocará duplicar el precio al por mayor y vender a un precio de venta real. Una fórmula muy utilizada sobre todo por artesanos o trabajos manufacturados.

Valorar el coste de oportunidad de su negocio será otro aspecto que tendrá que tener en cuenta. Se trata del coste de la inversión de los recursos disponibles en una oportunidad de negocio concreta, frente a la inversión en una alternativa posible. En términos económicos también conocemos el coste de oportunidad como coste alternativo.

 

0 Comments

Deja tu comentario

Debes estar registrado para añadir un comentario.