5 razones por las que una empresa debería tener un abogado

A la hora de configurar una empresa no es requisito imprescindible contar con el apoyo de un abogado. De hecho, no son pocos los negocios que se fundan sin la ayuda de un profesional del Derecho. Ahora bien, son innumerables las gestiones legales que una compañía de cualquier sector y tamaño debe llevar a cabo y que, desgraciadamente, en ocasiones se hacen de forma errónea por no disponer del asesoramiento de un experto en la materia.

Independientemente de las características concretas de cada empresa, son muchos los motivos que abalan la necesidad de un abogado. A continuación, te ofrecemos cinco sencillas e ilustrativas razones que así lo demuestran:

Evitar sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos

En prácticamente todos los negocios se comparten diariamente datos de una gran cantidad de clientes. Son muchas aquellas compañías que llevan a cabo acciones tan cotidianas como el envío de emails con ofertas promocionales. Ahora bien, si el cliente en cuestión no ha dado su consentimiento para estos envíos, la empresa puede enfrentarse a una sanción leve que va desde los 900€, hasta a una multa de 600.000€ en aquellos casos de vulneración grave de la Ley de Protección de Datos. ¿Qué mejor manera de evitar cualquier pago inesperado que el asesoramiento de un experto en la materia que pueda asesorar, incluso diariamente, este tipo de acciones?

Mejorar y fortalecer las relaciones con los públicos de interés 

Las compañías se comunican constantemente con una gran diversidad de públicos de interés como clientes, proveedores o intermediarios. Ese tipo de relaciones consiste en acciones tan cotidianas como llamadas telefónicas o envíos de emails, e incluso muchas veces se llegan a acuerdos “formales” que no tienen una sólida base legal. Disponer de un abogado que pueda revisar todo estas relaciones y comunicaciones entre ambas partes permite evitar cláusulas abusivas en los contratos o malentendidos entre la empresa y sus públicos.

Acabar con la morosidad

Sobre todo en el caso de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), las facturas, los cobros y los pagos están a la orden del día. Además, según varios estudios, el riesgo de morosidad es más alto en este tipo de compañías que en el caso de las multinacionales. Un profesional del Derecho es el perfil más adecuado para evitar este problema, ya que se encargaría de tareas como la entrega de presupuestos, solicitar la aceptación de estos, documentar la entrega de todos los productos con albaranes, revisar los contratos de servicios, etcétera; siendo todas estas funciones que muchas veces el empresario desconoce u olvida. Llevar a cabo un exhaustivo control evitaría contar con clientes que recurrentemente no pagan.

Gestionar las nuevas contrataciones

La legalidad del actual mercado de trabajo es muy flexible, permitiendo la existencia de un amplio número de contratos laborales, movilidad de los trabajadores, modificaciones de horarios o salarios, por citar algunos ejemplos. Por todos estos motivos, y muchos otros, para un empresario es crucial disponer de un asesoramiento legal a la hora de contratar a nuevos empleados. Los abogados siempre están pendientes de cualquier reforma a nivel legal y saben perfectamente qué tipos de contratos resultan más beneficiosos para la empresa y el empleado en función de muchos criterios.

Hacer frente al entorno digital

La presencia online de las empresas es un requisito prácticamente imprescindible a día de hoy. Además, no son pocos los casos de aquellas compañías que no saben cómo manejarse en este territorio tan nuevo para muchos. Las nuevas tecnologías de la información y comunicación han obligado a los abogados a reciclarse y estar constantemente alerta de los cambios que Internet trae consigo, ya que al contrario de lo que se pudiera pensar, en este ámbito no todo vale. Cómo realizar una promoción en redes sociales, el manejo de las cookies o la firma digital son cuestiones digitales relacionadas con la protección de datos que comentábamos anteriormente y que resulta esencial saber interpretar para evitar cometer sanciones.

En Alfis Abogados nuestros especialistas están formados en todos los ámbitos del Derecho Laboral para poder asesorar a las empresas en sus actividades diarias y mantenerse siempre dentro del espacio legal, evitando pagar altas sanciones por desconocimiento de la ley. Si tienes alguna duda sobre los aspectos tratados en este post o necesitas asesoramiento para tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Debes estar registrado para añadir un comentario.