¿Por qué el Corporate Compliance es tan importante para una empresa?

Las empresas se modernizan constantemente gracias a los continuos avances tecnológicos que llegan al mercado. La exigencia de los clientes también se ha multiplicado durante los últimos años, haciendo que resulte mucho más complicado satisfacer sus necesidades. Por ello, las empresas deben ser todavía más eficaces en sus labores y estar bien protegidas ante posibles prácticas inadecuadas. Es aquí donde el Corporate Compliance desempeña un papel importantísimo para el desarrollo y la seguridad de los negocios actuales.

El Corporate Compliance, traducido literalmente como “cumplimiento (normativo) corporativo”, consiste en un sistema de organización y gestión que se implanta en una empresa para evitar o reducir su responsabilidad penal. Realmente se trata del único medio que disponen las organizaciones para prevenir la comisión de delitos y proteger a la empresa y al empresario de sus consecuencias.

Esta responsabilidad penal tiene su origen en la Ley 1/2015 de 30 de marzo del Código Penal. Es una norma que concreta las medidas de control que puede adoptar una entidad para evitar o disminuir las consecuencias derivadas de la comisión de un delito. Este puede ser cometido por los administradores o representantes legales de la empresa o por los mismos empleados.

Son muchas las empresas que ya disfrutan de un protocolo de Corporate Compliance para hacer frente a posibles riesgos penales y eximir su responsabilidad. Es un requisito fundamental para fomentar las buenas prácticas en una empresa y así evitar delitos, como la condena de la misma organización, de sus directivos o de sus administradores.

El Corporate Compliance debe elaborarse a través de un “Modelo de prevención o seguridad”, que puede implantarse antes o después de la comisión de un delito; teniendo en cuenta que la empresa solo quedará exonerada de responsabilidad penal si se implanta antes de la comisión de un delito, de lo contrario únicamente se atenuaría la pena.

Para su desarrollo es fundamental definir los riesgos penales, laborales o medioambientales a los que una empresa podría enfrentarse en algún momento. Una vez establecidos unos códigos éticos se delimitará un protocolo de reacción adecuado ante posibles delitos. Es fundamental formar a los empleados para que estén informados de la normativa y también proveerles de un canal de denuncias para detectar prácticas inadecuadas.

En Alfis Abogados somos expertos en derecho laboral para así garantizar el cumplimiento de la ley en las empresas. Si quieres contratar nuestros servicios, puedes ponerte en contacto con nosotros.

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Debes estar registrado para añadir un comentario.