Soy autónomo, ¿me compensaría tener una Sociedad Limitada?

El objetivo de cualquier empresa, y lógicamente también de las personas que trabajan por cuenta propia, es hacer que sus negocios crezcan lo más alto y rápido posible. Sin embargo, a la hora de producirse ese crecimiento, hay que prestar atención al modelo de tributación que sería más conveniente aplicar. Uno de los ejemplos más ilustrativos es cuando a un autónomo le compensa establecer una Sociedad Limitada.

Lógicamente, todo depende de la facturación y los beneficios que el trabajador por cuenta propia en cuestión tenga. Lo que está claro es que si tiene unos beneficios de 40.000€ le resultaría mucho más rentable crear una SL y empezar a tributar así por el Impuesto de Sociedades. ¿El porqué? Un autónomo tributa por el Impuesto de Renta de Personas Físicas. Esta es una manera de tributar progresiva, es decir, que es más elevada conforme aumenten los ingresos.

Al elegir constituir una empresa, se comenzaría ya a tributar por el Impuesto de Sociedades, que es un impuesto fijo y no depende de los beneficios que genere la Sociedad. Por poner un ejemplo, por norma general, en España una empresa paga unos impuestos basados en un tipo fijo del 25% total de los ingresos que va teniendo. Sin embargo, como autónomo, si se superan los 35.200€, se tributaría hasta un 37% de esos ingresos.

¿Y por qué habría que escoger una Sociedad Limitada? En términos fiscales es indiferente, ya que cualquier tipo de empresa es válida para tributar por el Impuesto de Sociedades. La cuestión es que crear una Sociedad Limitada, como su propio nombre indica, limita la responsabilidad al capital que el socio aporta. El motivo es que al pasar de ser autónomo a empresa, se pone en riesgo el patrimonio personal. Si se crea otro tipo de sociedad, el riesgo que la persona asume será mayor.

Es evidente que al crear una empresa, hay que llevar a cabo un control lo más exhaustivo posible de la contabilidad. La razón es simple: evitar futuros conflictos con Hacienda. Influirá también que al conformar dicha sociedad, únicamente haya un socio o sean varias personas las que la creen. En este último supuesto, se tendrán que redactar unos estatutos sobre el funcionamiento de la compañía.

Si necesitas asesoramiento fiscal sobre estos trámites o sobre tu situación tributaria actual y lo que más te compensaría, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros. Tenemos un fuerte equipo de profesionales especializados en Derecho Laboral que te atenderán con la profesionalidad que nos caracteriza en Alfis Abogados.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Debes estar registrado para añadir un comentario.