¿En qué consiste el derecho de dispensa?

El artículo 416.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal recoge el llamado derecho a la dispensa. Este, en pocas palabras, permite que un testigo que tiene una determinada relación de carácter familiar con la persona acusada evite declarar en un juicio.

De igual manera, la propia Constitución Española, en el artículo 24.2 hace referencia de manera directa a este derecho: “La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos”. De hecho, será el Juez de Instrucción aquel que tenga la obligación de advertir al testigo en cuestión que no tiene ningún tipo de obligación de declarar en contra del procesado si no lo desea, recordándole que puede ampararse en la LECrim.

Este se considera un derecho procesal e individual que se le atribuye al testigo. Es decir, no se trata de un derecho del acusado de que ciertas personas o familiares directos no declaren; sino de un derecho del testigo de no declarar debido a los lazos familiares que lo unen con el acusado.

La explicación que ofrece el Tribunal Supremo en estos casos es que deben prevalecer aquellos vínculos de solidaridad que existen entre acusado y testigo, protegiéndose con ello la intimidad dentro del ámbito familiar. Hay que recordar, además, que a diferencia del derecho a guardar silencio que tiene un testigo en el procedimiento penal; en el caso del derecho a la dispensa, este se pierde en el momento en el que el testigo comienza una declaración (habiendo sido previamente advertido que tenía el derecho de no declarar).

Ahora bien, ¿qué tipos de personas pueden acogerse a este derecho?

  • Relación directa con el acusado en línea ascendente: padres, abuelos, bisabuelos.
  • Relación directa con el acusado en línea descendente: hijos, nietos, bisnietos.
  • Cónyuges: maridos, mujeres, parejas de hecho, novios…
  • Hermanos

En el supuesto de los cónyuges, para que el testigo pueda acogerse al derecho de dispensa, la relación debe ser anterior al hecho delictivo del que se le acusa.

Sabemos que este derecho puede resultar desconocido para muchos, pero en la práctica puede tener una elevada utilidad.  Por ello, es importante contar con un abogado especializado en Derecho Procesal que ofrezca asesoramiento profesional a la familia. Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos en la mayor brevedad posible.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Debes estar registrado para añadir un comentario.